2 Agosto, 2016

Reiki

fh_092010_001

El sistema de Sanación Natural Reiki es una técnica de origen japonés que utiliza la energía.  Reiki significa en japonés “energía universal”

La enfermedad, la dolencia, el malestar se entienden como una desarmonización, un estancamiento o una carencia en la fluidez natural de la energía vital.

La sanación mediante Reiki consiste en canalizar y aplicar dicha energía universal sobre la persona  para que su energía se vea favorecida y reforzada y pueda actuar con la cantidad y calidad necesarias como para lograr la revitalización interna necesaria que de lugar, como consecuencia, a un estado de salud y bienestar general. De ahí que se le adjudicase desde su origen el apelativo de sistema de sanación natural.  Es la propia naturaleza del cuerpo la que actúa a partir de su propia capacidad regeneradora.

Reiki es un sistema de sanación que actúa sobre la totalidad del ser.

A nivel físico: actúa sobre el sistema nervioso central calmando procesos de estrés, nervios, insomnios,  Ayuda a paliar el dolor.  Refuerza el sistema inmunitario. Favorece la eliminación de toxinas.  Permite acelerar la regeneración/recuperación física por lo que es ideal para aligerar procesos de rehabilitación o postoperatorio, como apoyo al tratamiento de dolores crónicos. Prepara el cuerpo para cualquier intervención quirúrgica, etc.

A nivel mental: reestablece el equilibrio interior,  Es ideal para el tratamiento de estados depresivos, ansiosos.  Libera los sentimientos reprimidos.

A nivel espiritual:  apoya los procesos de cambio de nuestra vida.  Nos permite aclarar nuestras ideas.  Desarrolla nuestra conciencia y la confianza en nosotros mismos.  Nos conecta con nuestra propia esencia, con nuestra verdad mas profunda.  Nos devuelve nuestra transcendentalidad.  Nos ayuda a recordar nuestra realidad transpersonal, quienes somos realmente, mas allá de nuestra identidad física, y que papel jugamos dentro de este sistema universal.

Algunos de los beneficios del Reiki:

– Alivia dolores crónicos como reumatismo, artrosis, artritis, migrañas, lumbalgias o dolores menstruales, coadyuva en el proceso de curación de lesiones.

– Reduce la inflamación producida por esguinces, desgarros musculares.

– Refuerza el sistema inmunológico haciendo que el cuerpo pueda luchar contra enfermedades virales, o contra infecciones.

Uno de los aspectos mas importantes es la influencia sobe nuestro sistema inmunológico, pues como esta técnica equilibra los campos energéticos y espirituales de las personas, promueve en general el mantenimiento de la fortaleza física en aras de enfrentar tanto dolencias existenciales como físicas.

Cuando alguien se aplica o le aplican Reiki entra en un estado de relajación profunda, en el que logra una mayor serenidad y tranquilidad, comenzando a ver en perspectiva su vida y sus problemas, consiguiendo muchas veces soluciones, además de un conocimiento de si mismo mucho mayor.  Cuando la mente y el espíritu están felices, el cuerpo responde con buena salud.